Atormentado

Con sus dedos recorre mi cuerpo.
Mientras la observo el asco se apodera de mí.
Su lengua venenosa me llena la boca,
Sus uñas en mi cara me impiden escapar.
Ese beso tan alcohólico termino por hacerme estallar.

Mi cara sin color en el espejo y la primera arcada me deja con ganas de más.
Mientras los gritos en la puerta consiguen hacerme temblar,
El agua corre y los gritos en la puerta consiguen hacerme llorar.

La puerta se abre y me atrapa de nuevo.
Mientras el agua corre el mismo olor afilado me corta desde la garganta hasta mi tembloroso corazón.

Me golpea para hacerme reaccionar y respiro como un perro enfermo,
convulsiono como un perro enfermo y mientras la observo el asco se apodera de mi otra vez…

Su vos es el sonido mas estridente que he oído.
Su vos es el sonido más tormentoso que he oído jamás…


Autor: Reinaldo Cordero Lizana.