Como en mis sueños.


Creí que moriría cuando vi tu sonrisa
¡No puede ser! Me dije
Y sonreí de nuevo.
Como un niño volví a soñar, a contarle cosas a Dios.
Puedo ver tus ojos a través de la oscuridad.
En la inmensidad luces pálida
como en mis sueños.

Creí que lloraría cuando te acercaste.
¡No es verdad! Me dije
y entre palabras te bese.
Como un niño volví a flotar, a darle gracias a Dios.
Me encanta el color de tu voz.
Tu silueta es cada vez más brillante
como en mis sueños.

Mi cuarto frió y te abrazaba,
Abajo el ruido y te besaba.
Se me acaba el tiempo.
No te marches aun…
Mientras la noche muere
se termina el momento que Dios me regalo.

Creí que moriría cuando vi que te alejabas.
¡No puede ser! Me dije
¡No puede ser…!
Como un niño volví a llorar, a pedirle respuestas a Dios.
Y desee que llegara pronto el día en que te volvería a ver.
Eres perfecta
como en mis sueños

Mi cuarto frió y te abrazaba,
Abajo el ruido y te besaba.
Se me acaba el tiempo, no te marches aun…

La noche ha muerto
se termina el momento que Dios me regalo.
Y como en un cuento
de esos con final trágico
te alejaste sin razón.


Con Amor Reinaldo.
Junio de 2006